TENDINITIS DE LA PATA DE GANSO: ¿QUÉ ES Y COMO TRATARLA?

TENDINITIS DE LA PATA DE GANSO: ¿QUÉ ES Y COMO TRATARLA?

Sígueme en instagram: @portela.hector_pt
@teamfitmadrid

La pata de ganso afecta especialmente a corredores, mujeres con sobrepeso y con artrosis en las rodillas pero… ¿Qué es y cómo tratarla?

La tendinitis de la pata de ganso es una tendinopatía en la parte medial de la tibia donde insertan los músculos sartorio, recto interno y semitendinoso. El dolor aparece en estos ligamentos de la rodilla.

La pata de ganso se debe más a un trastorno degenerativo que inflamatorio. Suele acompañarse  frecuentemente de una bursitis en la unión (como tendón) en los músculos anteriormente nombrados al hueso.

¿QUIENES LA PADECEN?

La lesión de la pata de ganso afecta especialmente a corredores de larga distancia. Pero la población más afectada por ella es la de las mujeres con sobrepeso y con artrosis de rodilla. En ambas, se produce una sobrecarga repetida de los tendones en la inserción tibial que acaba produciendo una degeneración tendinosa.

La aparición de dolor en la rodilla, en su cara interna,  es el primer síntoma.

En la fase inicial, el dolor suele comenzar al iniciar la actividad, se agrava si persiste en realizarla y cede con el reposo. Si no se trata en esta primera fase, el dolor puede incluso afectar a nuestro día a día y tendremos problemas incluso al andar.

Por ello, al primer síntoma de esta lesión de rodilla, es necesario acudir al médico e incluso al fisioterapeuta de confianza, para iniciar el tratamiento y la recuperación de la lesión lo antes posible. Os recordamos que nuestro fisioterapeuta, estará a vuestra disposición para el tratamiento de cualquier dolencia, incluso yendo a vuestro domicilio. 

¿COMO SE PUEDE PREVENIR?

En resumen, evitando el sobrepeso con una dieta saludable y realizando ejercicio físico de acuerdo a nuestra condición física. Es fundamental un entrenamiento de fuerza para compensar y dar estabilidad a la rodilla y a las articulaciones que le afectan en la carrera (tobillo y cadera).

Otra de las claves, es calentar correctamente antes de cada entrenamiento, realizar una preparación física adecuada e incorporar progresivamente actividades más exigentes para tu rodilla, que disminuirán la aparición de esta lesión.

¿CUALES SON LOS TRATAMIENTOS MÁS EFICACES?

Lo primero que me gustaría dejar claro es que en el mundo de las lesiones no hay nada escrito que sea válido para todo el mundo. Bueno, o casi nada. Me refiero a que una misma lesión en dos personas distintas puede tener un tratamiento distinto y que es un profesional el que debe evaluar los pros y contras y que tratamiento es el mejor para cada paciente.

Si hay una serie de tratamientos de uso común. 

En la serie aguda se utilizarán medidas cuyo objetivo es aliviar el dolor: reposo, frío local y administración de antiinflamatorios. El tratamiento rehabilitador contribuirá a evitar la atrofia muscular de la extremidad inferior afectada y las técnicas de electroterapia ayudarán a disminuir el dolor y la inflamación.

Una vez superada la fase aguda, se irán incorporando ejercicios de estiramiento de los músculos de la pata de ganso y a medida que la situación lo permita se irán introduciendo progresivamente ejercicios más exigentes desde el punto de vista físico.

Habitualmente el tratamiento conservador de la tendinitis de la pata de ganso consigue curar el proceso. En los casos crónicos es preciso realizar un diagnóstico preferencial para descartar otra causa del dolor como artrosis de la rodilla y/0 inestabilidad en la misma.

Excepcionalmente se necesita intervención quirúrgica, pero son casos muy puntuales y poco habituales.

La pata de ganso afecta especialmente a corredores. Por esto mismo es necesaria una correcta preparación para el buen desempeño de cada deporte. Y, como dijimos anteriormente, todo tratamiento y rehabilitación debe ser supervisada por un correcto equipo de fisioterapia y entrenadores.

Sin más, me despido. Un abrazo y… ¡A darle caña, equipo!

No Comments

Post A Comment